Viernes, 23 Febrero 2018 00:00

Carniceros de San Félix: “Las ventas están estables, la gente compra de a cuartico”

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Mientras que en el mercado de Chirica, el kilo de carne es vendido en 380 mil bolívares, en Puerto Ordaz, la carne supera los 500 mil bolívares Mientras que en el mercado de Chirica, el kilo de carne es vendido en 380 mil bolívares, en Puerto Ordaz, la carne supera los 500 mil bolívares

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

3 de cada 4 niños pobres dejó de ir alguna vez a la escuela por hambre en 2017

barra 4naranja220

2018 arranca con voraz inflación de 84,2% en enero

barra 4naranja220

Salario mínimo y bono de alimentación cubren solo el 3% de la canasta básica

 

En la nevera de Luisa, una carnicera del mercado de Chirica en San Félix, no quedan cortes de primera ni de segunda de carne de res. Solo queda solomo de cuerito a Bs. 400 mil, un monto poco asequible entre la clientela, golpeada en los últimos meses por la inflación más alta del mundo.

La comerciante asegura que las ventas están estables, pero un indicador le permite asegurar la forma en la que cambió el hábito de compra. “Las bolsas, que están carísimas, se acaban demasiado rápido porque la gente compra carne de a cuartico”, dice, señalando las diminutas bolsas de colores que sirven para depositar la menor cantidad de la proteína, un cuarto de kilo o 250 gramos.

En el mercado de Chirica, el kilo de carne cuesta Bs. 380 mil el kilogramo, un monto superior al salario mínimo de los trabajadores venezolanos y el equivalente a 48% de la remuneración mínima integral, que resulta de la suma del salario más el bono de alimentación, este último sin incidencia salarial.

“En diciembre la carne costaba 400 mil bolívares, pero en enero los ganaderos bajaron el precio y nosotros también a Bs. 380 mil, eso hizo que mejoraran un poquito”, sostuvo la carnicera, aunque las compras por consumidor han disminuido de forma severa en la práctica.

Magalys Sequea, ama de casa de 60 años, admite que el consumo de la proteína es escaso. “Yo compro un pedacito de carne una vez al mes, porque la pensión no me alcanza, pero no puedo pasar todo el mes comiendo arroz, así que varío”, dijo, al reconocer la grave crisis que afecta su hogar y al resto de los venezolanos.

“Es mentira que uno puede comprar cuatro kilos de carne para un mes como antes, comemos menos y eso lo vemos en nuestro peso. Y si no se compra carne, se compra huevo que rinde más, pero cansa”, lamentó, con el ceño fruncido.

  ComillasAMARILLASYo compro un pedacito de carne una vez al mes, porque la pensión no me alcanza, pero no puedo pasar todo el mes comiendo arroz, así que varío”.  

La Encuesta Nacional de las Condiciones de Vida de la Población Venezolana 2017 (Encovi) muestra que la dieta tradicional de los venezolanos continúa perdiendo calidad y cantidad. Las cifras de la compra semanal de alimentos entre 2014 y 2017 refleja que el consumo de carnes y pollo ha disminuido, mientras que el consumo de pescados, huevos y queso ha aumentado respecto a 2016. La disparidad de precios entre ambos grupos podría explicar la tendencia.

“La dieta se centra en arroz, maíz, harina de trigo y tubérculos y la variedad que todavía en 2016 daban las hortalizas se redujo de manera significativa en 2017 (…) Las fuentes de hierro y otros micronutrientes se han reducido por la disminución en el aporte de hortalizas y frutas y harina de maíz no enriquecida”, advierte el estudio.

A la par, el aporte de proteínas de alto valor biológico sigue reduciéndose, por lo que el aporte de hierro, zinc, vitaminas A y complejo B también está disminuido.

“Es demasiado difícil comer con estos precios”, afirmó Juan Olarte, un obrero que sale del mercado con solo dos bistecs para el almuerzo. “Se compra lo del día, más no se puede”, apunta.

  Carne
El aporte de proteínas de alto valor biológico sigue reduciéndose, por lo que el aporte de hierro, zinc, vitaminas A y complejo B también está disminuido, reveló la encuesta Encovi
 

Francis Jaime, otra carnicera del mercado de Chirica, indica que hace unos meses era posible vender tres reses por semana, pero ahora se vende una res “y la gente se queja, hay quien compra apenas 100 mil bolívares”, dice.

El monto es justo el equivalente de un cuarto de kilo al precio actual en San Félix, pues en Puerto Ordaz el kilo de carne supera los 500 mil bolívares.

“Las ventas han bajado, pero pésimas no están”, coincidió el carnicero Expedito Abarullo, quien -asegura- tiene 30 años en la actividad. “La gente compra con la cara arrugada y busca asaduras, que son más baratas”, apunta.

De acuerdo con la Encovi, 89,4% de las familias consultadas señalaron que su ingreso familiar no es suficiente para la adquisición de alimentos dentro y fuera del hogar. 61,2% opinó que en los últimos tres meses se acostó con hambre porque no había suficiente dinero para comprar alimentos.

El estudio concluye que 80% de los hogares se encuentran en inseguridad alimentaria y aproximadamente 8,2 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día, y las comidas que consumen son de mala calidad.

“Que compre medio kilo de carne no quiere decir nada, esto alcanza para una comida y el resto del mes no hay dinero para comprar más”, apuntó María Gutiérrez, al pagar por 500 gramos de la proteína.

Visto 2022 veces Modificado por última vez en Viernes, 23 Febrero 2018 03:56

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...